CBD para mascotas, todo lo que necesitas saber

el
Categorías: Salud

Es común que siempre busquemos lo mejor para nuestras mascotas, ya que queremos que estén fuertes y sanas. A muchxs de nosotrxs, personas cannábicas, nos gusta ver cómo mejorar su dieta. Y una forma natural y realmente beneficiosa de complementarla es con CBD. Aquí te decimos qué beneficios tiene y cuáles son las dosificaciones correctas para nuestros peludos amigos:

¿Cuáles son los beneficios del CBD?

El CBD tiene importantes efectos curativos y medicinales para todos los mamíferos. Los dueños de mascotas lo utilizan para tratar problemas terapéuticos y/o de comportamiento, para disminuir dolores asociados a diferentes enfermedades (ej:cáncer), inflamación, alergias y problemas en la piel, espasmos musculares, convulsiones, artritis, trastornos neurológicos, falta de apetito, ansiedad y depresión. Este compuesto también ayuda a mejorar la memoria, la movilidad y a equilibrar el sistema nervioso. En resumen, tu mascota puede tener los mismos beneficios que los humanos obtenemos del CBD; ya que los vertebrados tenemos un sistema endocannabinoide que mantiene los sistemas en equilibrio.

¿Cómo usar el CBD?

Los aceites de CBD generalmente se administran vía oral a las mascotas; lo que significa que la manera más sencilla de dárselos a perros y gatos es directamente en la boca con la ayuda de un cuentagotas. Sin embargo, esto podría ser un desafío con perros que no se quedan quietos, por ejemplo. En estos casos se recomienda mezclar el aceite con la comida de la mascota y esperar a que sea absorbido.

Es importante recordar que los productos de CBD tienen potencias distintas, por lo que son necesarias dosis diferentes. El CBD no tiene ningún efecto psicótico, pero antes de dárselo a tu mascota, es importante saber qué tan fuerte es el producto para que sea más efectivo.

Guía de dosificaciones:

Otro punto importante a considerar, es que cada animal es diferente; debemos tomar en cuenta tanto el tamaño como el peso. Si no sabes cuál es la dosis que le corresponde a tu perro o gato, es mejor comenzar con una dosis baja e ir incrementando poco a poco; según vayamos observando.

Puedes comenzar con 1 gota de aceite de CBD por cada 10 libras de peso corporal una vez al día (1 kg equivale a 2.2046 libras). Administra esta dosis durante una semana y haz nota de los beneficios. Si notas que aún no hay, puedes aumentar la dosis. Y así cada cuatro o cinco días hasta que ver los beneficios. Lo más importante es observar la respuesta de tu mascota, ya que podría haber efectos secundarios, como desorientación, hiperactividad, o incluso vómito. Si nota alguno de estos síntomas interrumpe el tratamiento y espera a que desaparezcan; después ya puedes reiniciar con una dosis más baja.

Ahora que ya sabes todo esto, te invitamos a que conozcas algunos de nuestros productos de CBD para tu mascota en nuestra tienda oficial, dando click aquí.