¿Cómo triturar tu hierba sin grinder?

el
Categorías: Hack del pacheco

A todxs nos ha pasado que tenemos listas nuestras canas, hierba y todo para preparar un buen toque, pero no tenemos a la mano nuestro grinder. No pasa nada; hay muchos trucos para triturar tu hierba sin la necesidad de uno.

Rallador

Este es ideal cuando te encuentras en casa. Solo asegúrate de tener cuidado con los dedos a la hora de rallar tu cogollo y tener limpio tu rallador. Puede que tardes un poco en rallar completamente tu cogollo, pero al final es un buen resultado y es muy fácil.

Cuchillo y tabla

Este también es una opción cuando estás en casa; solo necesitas un cuchillo que corte finamente y una tabla para cortar. Corta tu hierba finamente, con cuidado, hasta que quede bien triturada; si dejas un rato secar tus cogollos será más fácil al momento de cortarla.

Agitador

Si no estás en casa y necesitas triturar tu hierba rápidamente, utiliza un envase pequeño con tapa (por ejemplo un envase para pastillas). Dentro del envase colocas pequeños cogollos junto con un par de monedas y después agitaa hasta que se triture.

*Hay que asegurarnos de no agitar demasiado fuerte o podría quedar polvo.

Mortero o molcajete

Este es otro método que puedes hacer en casa. Hay que triturar muy bien la hierba hasta dejarla fina. En lugar de mortero también puedes utilizar un molcajete que seguramente no ha de faltar en tu cocina.

Tijeras y un vaso

Dentro de un vaso o un caballito introduce los cogollos que quieras triturar y con unas tijeras vas cortando y picando tu marihuana.

Grinder casero con botellas

Para este método necesitarás un cuello de botella de refresco con su tapa, otra tapa igual de refresco, tijeras y unos clavos no tan largos. Corta justo donde termina el cuello de la botella hasta que quede bien redondeado, debe verse algo así:

Con ayuda de un encendedor se deben calentar un poco los bordes y juntar la otra tapa haciendo presión y al mismo tiempo enroscando. De modo que la tapa se quede pegada y la otra la podamos enroscar sin problema.

Por último, hay que calentar un poco los clavos y perforar las dos tapas de refresco (con los clavos que sean necesarios) asegurándonos de que al juntar las dos tapas cierre bien y no choquen los clavos de cada tapa.

*Los clavos tienen que quedar bien insertados y no moverse. Y listo, tendras tu grinder casero.

¡Buenos humos sobrinxs!