¿Conoces las diferencias entre la índica y la sativa?

el
Categorías: Autocultivo y cultura, Educación y Cultura

El cannabis es una planta considerada de género monotípico, esto quiere decir que existe una sola especie en el género del cannabis, sin embargo, se habla de tres subespecies: sativa, índica y ruderalis. Que al ser de la misma especie, se pueden cruzar. Las dos variedades más conocidas son la sativa y la índica, dado que la ruderalis es baja en THC, esta subespecie muy rara vez supera los 60 cm de alto, tiene un tallo delgado y fibroso con pocas ramas saliendo de ésta. Es conocida por su alta concentración de cannabidiol (CBD), y se ha usado para hacer cruzas genéticas gracias a su rápida floración, su resina abundante, y porque es la hierba más resistente, ya que es capaz de tolerar climas duros y fríos.

¿Cómo pegan?

Las índicas contienen más CBD y menos THC que las sativas, y producen lo que muchos llaman “colocón”. Cuando nos pega de esta manera, es ideal para cuando queremos relajarnos, echarnos a ver una serie o película, o simplemente acostarnos y escuchar música. También alteran los sentidos, particularmente el tacto, la audición y el gusto.

En cambio, las variedades sativas producen una sensación de “subidón” con un efecto más energético, eufórico, y creativo. De esos que te dan ataques de risa por casi cualquier cosa, e ideal para estar acompañado con amigos.

¿Cuáles son las diferencias de apariencia física?

Las plantas de cannabis producen nodos a intervalos regulares a lo largo de sus tallos, y estos nodos son los sitios donde se forman las hojas, ramas y flores, conocidos como “cogollos”.

Las índicas se caracterizan por formar hojas de color verde oscuro, con un gran tamaño, y gruesas. Su estructura es muy compacta y frondosa, tienen un tallo grueso y firme. En cuanto a las flores, esta planta presenta cogollos densos, pesados y aromáticos, con espacios relativamente cortos (conocidos como espacios internodales o internodos) entre cada grupo.

En cuanto a las sativas se caracterizan por formar hojas de colo verde más claro, alargadas, finas y cerradas. Su estructura es esbelta, desarrollan un tronco fino de gran elasticidad. Bajo las mismas condiciones, las sativas crecen en altura más que las indicas. Los cogollos de sativa suelen ser más grandes que los de indica, por lo general, pesan menos que los de indica cuando se han secado, ya que son menos densos.

¿Cuál es la diferencia de tiempo de floración?

Las indicas son las variedades de floración más rápida, y por lo general tienen un tiempo de floración de 45 a 60 días. Las sativas tardan más tiempo en completar la floración. Por lo general, necesitarán entre 60 y 90 días para hacerlo, por tener durante su desarrollo solo una ligera variación en las horas de luz solar, la cual hace que la floración sea lenta y progresiva.

No hay estudios sobre si las sativas producen este efecto más que las índicas, pero puede que sea así.

La ciencia objetiva del cannabis todavía está dando sus primeros pasos; puesto que todas las ramas de la familia del cannabis pueden cruzarse libremente, no hay registros de una 100% indica o sativa, la gran mezcla de genéticas hoy en día, hace que todo sea un híbrido con predominancia a una u otra. Ahora que ya conoces más sobre estas diferentes plantas, te invitamos a que te informes más dándole una leída a estos dos grandes títulos disponibles en la sección de libros de nuestro marketplace.

Marihuana de Exterior, cultivo de guerrilla.

Marihuana cultivo de Interior