Cultura Rave: Un llamado de vuelta al origen

En 1970 comenzó una cultura que convertía a la fiesta en ritual, que tuvo su punto máximo entre la década de 1980 a 1990 cuando los raves y los ravers pasaron a opinión pública. El autor Zad Moon se refiere a ese ritual o rave como un baile entre guerreros, guerras y orcos, y dice que no ha cambiado nada en los 50 años de historia de los raves, todo con la finalidad de crear conciencia “del significado de la fiesta como un tiemplo”.

Esta breve lectura de 37 páginas es un relato muy recomendable que presenta su tesis, antítesis y por supuesto una elegante síntesis. Su autor, Zad Moon, lo concibió como un manifiesto que tiene la finalidad de divulgar el simbolismo del rave para “crear conciencia del significado de la Fiesta como un templo, la Psicodelia como una religión, la creación y el Arte como una curación espiritual”.

Zad Moon
Zad Moon, autor del escrito Cultura Rave

RAVE = DELIRIO

Rave, rave dance o rave party, es un término cuya utilización está documentada por primera vez el 4 de abril de 1970 para describir los bailes rave.​  (Wikipedia)

Zad Moon siente una evidente nostalgia compartida por el origen y la finalidad con que fueron concebidos los primeros raves. Los compara con la tradición de las fiestas orgiásticas grecolatinas o los aquelarres medievales. En este sentido los DJs son maestros de ceremonias, hechiceros, abuelos y cocineros de ritmos. Los asistentes que se sintonizan son guerreros, príncipes o princesas. Y los que no, son orcos.

1970s- primeros raves (como termino de fiesta)

1980s- fiestas acid house

1990s -fiestas masivas clandestinas

2000s -fiestas electrónicas

2010s– festivales de música electrónica

2020s festivales

El guerrero o guerrera se siente en familia, no le niega agua ni mota a nadie, no roba, no insulta, no se excede, no ensucia, no agrede. Comparte, baila, utiliza MDMA y LSD como sacramentos, no consume alcohol, se funde en la unidad de la familia raver. Busca las sustancias, no por las sensaciones corporales que generan, sino por las ideas que su mente concibe bajo su influencia. 

“Todos los que vimos al rave nacer fuimos parte de una época mágica. Teníamos una verdadera conexión con la Naturaleza, nadie tiraba basura, las familias llevaban a sus niños a la fiesta y les enseñaban de paz, amor y unión, disfrutamos de toda compañía, bailábamos a la luz de la luna llena como en los antiguos aquelarres, la música era trance de verdad y no musiquilla de antros. La psicodelia se respiraba en el aire, no nos hacían falta sustancias y, cuando estaban presentes, las consumimos con profundo respeto y veneración.”

El orco es alguien incapaz de unirse, que se la pasa pensando sólo en sí mismo, en lo que puede tomar, de quién se puede aprovechar, nunca lo verás sin alcohol en la mano, en su sistema, abusando de sí, de las sustancias, de los otros. Por eso:

“Ahora debes cuidarte del de al lado, no puedes confiar en nadie, la fiesta ha sido ultrajada, menospreciada y llevada a la ciudad para convertirla en un producto siendo que la esencia del rave se encuentra lejos de la civilización (…) ahora tú puedes ver la escena así, en decadencia, con la banda bailando sobre basura y vasos de chela.” 

SUBGÉNEROS DEL TRANCE 

DREAM TRANCE

BALEARIC TRANCE

VOCAL TRANCE 

PROGRESSIVE TRANCE 

UPLIFTING TRANCE 

TECH TRANCE 

PSY-TRANCE 

DEEP TRANCE 

GOA TRANCE 

HARD TRANCE 

POP TRANCE 

El guerrero protagonista confiesa que desde su primer rave se quedó en el viaje, se volvió hedonista. Y en su largo andar fue testigo de la incorporación de los orcos a la fiesta. A veces tiene fe y a veces duda: “Quizá en algunos años sea distinto, tal vez vuelva la magia del pasado o tal vez se distorsione aún más la tradición, ¿quién sabe?”

Lo que transita por su propio sistema o no es lo que le hace ver un aspecto u otro de la fiesta dual. Cuando se sintoniza consigo mismo y con el hechicero-dj deja de ver orcos y sólo ve almas en las que distingue el placer y un aura rosa mientras bailan. Se vuelve fiesta, se vuelve bosque, se vuelve Cosmos y sólo observa:

“El rave es un lugar donde el ser humano se vuelve salvaje e instintivo, donde comulga con la Naturaleza como el animal que es. Un lugar donde la energía es visible y la magia se manifiesta en cada acto. Un lugar donde el espíritu trasciende las fronteras de la carne y se vuelve pura consciencia. Aquí Quetzalcóatl se ha encontrado con Kukulkán, le cuenta su pasado y sus sueños y oye los suyos y se reconoce en él. Se da cuenta que está hablando con un espejo. Kukulkán es Quetzalcóatl. Quetzalcóatl es Kukulkán. Yo soy tú, tú eres yo. Aquí todos somos uno mismo.”

*Zad Moon: Cultura RAVE, Ed. Cultura Libre, México, 2016.

s información: www.mind-surf.net/circulo

 

 

 

 

 

 

 

Portada: CNN

Deja una respuesta