Dosificaciones del cannabis, todo lo que debes saber

el
Categorías: Educación y Cultura, Salud

Actualmente, las personas que recurren a la cannabis para algún problema de salud o cierto tipo de enfermedad, no saben con exactitud la dosis necesaria que deben tomar, o no recurrimos a alguna guía completa; en este blog te ayudamos a saber todo lo necesario de las dosificaciones de la cannabis, con el apoyo de una doctora y especialista en el tema, Mireya Graniel Tamayo.

¿Qué es lo más importante de la dosificación del cannabis?

Encontrar la dosis correcta de marihuana para uso medicinal o recreativo no siempre es fácil. Las cepas de cannabis pueden variar mucho en cuanto al perfil de cannabinoides y terpenos, que hacen que una variedad sea mucho más potente que otra. 

Nos comenta Mireya “Con la reciente legalización en varios países (Entre ellos USA), se ha abierto la puerta a la investigación. Sabemos que desde antes de la prohibición (1919) varias farmacéuticas (entre ellas Lilly y Pfizer) contaban con un extracto de cannabis sativa para diversos padecimientos: Epilepsia, problemas femeninos, migrañas, parasitosis, enfermedades mentales y adicciones.

Solamente que se utilizaba como remedio herbolario y en esa época no habían tantos estudios como ahora están surgiendo.”

¿Es importante tomar en cuenta el peso de una persona para las dosis?

¿Es verdad que tiene que ver mucho el peso o hasta la estatura de una persona al momento de tomar alguna dosificación? No solo debemos tomar en cuenta el tipo de enfermedad.

Todos somos diferentes. Es muy importante que comprendamos que el sistema endocannabinoide en cada persona requiere de los cannabinoides en diferente proporción, método de entrega y dosificación.

Es decir, podemos tener 10 pacientes con el mismo peso, y la dosificación de cannabinoides en cada uno será diferente. Es por eso que la recomendación siempre es empezar con dosis bajas e ir aumentando gradualmente hasta la mejoría de los síntomas (todo esto acompañado de un profesional de la salud capacitado).”

Métodos de entrega de cannabinoides, marcas y dosis recomendadas

Para poder empezar una dosificación correcta, nos basaremos en el peso del paciente, para poder administrar una dosis suficiente y de ahí ir aumentando gradualmente, dependiendo del requerimiento del paciente o de la gravedad de su padecimiento (muy importante es ir conociendo tu cuerpo y estar atento a cómo van mejorando los síntomas)

“Muchas marcas de CBD o THC, manejan diferentes concentraciones en sus productos, es muy importante saber e informarse de los tiempos de acción si se toman de manera, oral, sublingual, tópica, etc.

Lo bueno de los cannabinoides es que no hay riesgo de sobredosificación en cuestión de CBD y THC (recordemos que la planta de la cannabis tiene más de 100 cannabinoides que apenas se están estudiando).”

¿Qué tipo de enfermedades ayudan las dósis de cannabis?

La Clínica Mayo (Minessota, USA) nos da una guía de dosis para padecimientos específicos basada en ensayos clínicos y artículos médicos:

  • Pérdida de apetito en pacientes con cáncer: 2.5mg de THC (oral), con o sin 1 mg of CBD por 6 semanas.
  • Dolor crónico: 2.5-20mg de CBD [con o sin THC] (oral).
  • Epilepsia: 200-300mg de CBD (oral) diario.
  • Problemas de movimiento debido a la Enfermedad de Huntington: 10mg de CBD por kg de peso diario por 6 semanas (oral).
  • Desórdenes del sueño: 40mg-160mg de CBD (oral).
  • Síntomas de Esclerosis Múltiple: Extractos de cannabis que contengan 2.5-120 miligramos de una combinación diaria de THC/CBD de 2 a 15 semanas.
  • Glaucoma: Una dosis de 20-40 mg de CBD sublingual al (>40 mg puede incrementar la presión ocular).

¿Existen estudios con dosificaciones para cada padecimiento?

Por lo pronto en este momento, existen más de 200 ensayos clínicos (clinicaltrials.gov) ya probando la eficacia y la dosificación del CBD (cannabidiol) en todo el mundo.

Algunos padecimientos como epilepsia, esclerosis múltiple, glaucoma y dolor crónico, ya tienen estudios con dosificaciones probadas para los pacientes.

¡A informarnos! Buenos humos sobrinos.