El resurgimiento de las investigaciones con MDMA

El uso psicoterapéutico de MDMA es considerado uno de los descubrimientos más importantes en los últimos años. Este artículo de Karina Malpica retoma los primeros estudios sobre la mente humana y la terapia utilizando estos compuestos.

Nicholas Saunders y Rick Doblin escribieron el libro Éxtasis. Baile, trance y Tranformación (Ecstasy. Dance, trance & transformation, Saunders y Doblin, 1996) Saunders es un empresario inglés que vivía en Londres y describió en estos términos su primera experiencia con MDMA en un club:

Me puse a bailar de forma habitual, pensando en mí mismo, manteniendo un ojo en lo que otras personas estaban haciendo y muy consciente de que era más viejo que la mayoría. Luego, de manera imperceptible, poco a poco me fui relajando, me fundí en el ambiente y supe que yo era parte de todo esto.  No había necesidad de estar pensando en mí mismo, no tenía duda de que me aceptaban, no había forma de que yo no aceptara de igual forma a todos, porque todos estaban siendo simplemente ellos mismos (…) Experimenté un sentimiento de pertenencia al grupo, un tipo de experiencia religiosa que me elevó al sentimiento de unidad (…) fue como si estuviera rodeado de compañeros miembros de una tribu unida por un entendimiento compartido y la pertenencia plena me fue otorgada mediante el boleto de entrada de $ 15.00 y el comprimido de $ 22.50. 

En el libro hablan acerca de los efectos y la historia del éxtasis, ahondando en la escena rave de los 1980, y en la variedad de estudios que se realizaron en torno a sus aplicaciones terapéuticas antes de la prohibición del MDMA en 1983. Afirman que lo que siempre se ha estado buscando en farmacología psiquiátrica no es un tranquilizante, un excitante o un depresor, sino un estabilizador y muchos psicólogos creyeron haberlo encontrado en el MDMA. Citan como ejemplo a la psiquiatra Deborah Harlow quien condujo una encuesta entre sus colegas que usaron MDMA en terapia para que califiquen su valor psicoterapéutico en función del progreso de sus pacientes. Alrededor del 10% lo consideraron “positivo” y más del 90% “altamente positivo”. No tuvo ninguna opinión en contra. 

El libro recoge diversos testimonios con relación a su uso en diferentes contextos, como estos tres:

Se juzgó que el MDMA tiene valor en el tratamiento del Síndrome de Estrés Post Traumático (SEPT o PTSD en inglés), en el cuidado de pacientes terminales y en facilitar psicoterapia de parejas y de autoconocimiento. 

Un terapeuta ha estimado que en sesiones de 5 horas con MDMA los clientes pueden activar y procesar material psíquico que normalmente requeriría 5 meses de sesiones semanales de terapia.

Los psiquiatras sugieren que el MDMA ayuda en la terapia de pareja al hacer más fácil recibir críticas y cumplidos. “Hay menos defensividad y más apertura hacia la diversidad” (…) Los clientes también han reportado un incremento duradero de la autoestima. Otro uso es en el trabajo de pérdidas y traumas, porque el hecho puede ser encarado y aceptado en vez de evitarlo debido al miedo. 

No es de extrañar que uno de los autores del libro, el psiquiatra estadounidense Rick Doblin, fundara la Asociación Multidisciplinaria para el Estudio de Psicodélicos (MAPS) en 1986 y que muchos terapeutas se unieran a esta asociación que recibe donativos privados, así como recauda fondos a través de la venta de su revista y de varios libros sobre el tema que se venden en su sitio web. Doblin también fundó una empresa para producir su propio MDMA y ha estudiado un posgrado en Políticas Públicas, esto le ha permitido acercarse con suma cautela y estrategia al Gobierno de los Estados Unidos.

MAPS consiguió los permisos gubernamentales necesarios para ensayar psicoterapia asistida con  MDMA con el objetivo de tratar SEPT

 entre los mismos miembros del Ejército Estadounidense, concretamente en veteranos de las Guerras de Vietnam (1955-1975) y del Golfo (1990-1991). Y ni siquiera pidieron fondos al Estado para hacerlo, sino que los recaudan a través de donativos deducibles de impuestos.

Adicionalmente cada año MAPS organiza exitosos encuentros con científicos, terapeutas y personalidades de todo el mundo que estén trabajando con sustancias psicoactivas en sus respectivos países. Dichos encuentros atraen a muchos jóvenes psiconautas interesados en escuchar lo que tienen que decir y en divertirse en las fiestas y festivales que nunca faltan como cierre de sus eventos.

MAPS no sólo tiene presencia en los Estados Unidos, sino en otros países en los que también se están llevando a cabo experimentos clínicos de psicoterapia asistida con MDMA y con LSD:

Doblin asegura con entusiasmo:

Así como el MDMA puede ayudar a los individuos a manejar los traumas del pasado, el MDMA puede ayudar a nuestras sociedades a lidiar con el trauma de los sesentas, cuando se abusó de las drogas y quedaron fuera de la ley.

Foto de portada: Clinical Trials Arena

Ectasy

Ectasy. Dance, Trance & Transformation, Saunders, Nicholas, Doblin Rick, 1996

Deja una respuesta