El sustrato perfecto

el
Categorías: Autocultivo y cultura, Growing

La función primaria de un sustrato ya sea orgánico o inorgánico es proporcionar un lugar de fijación para las plantas, así como un buen ambiente para el crecimiento de las raíces. ¿Cómo es el sustrato perfecto?

Los tres elementos más importantes de un sustrato para un buen desarrollo son: oxígeno, agua y nutrientes. Siendo el oxígeno el más importante de ellos, ya que sin este elemento las plantas no pueden absorber ni agua ni nutrientes.

La elección del medio de cultivo idóneo para nuestras plantas de cannabis dependerá de factores como el tiempo que podamos dedicarle o el presupuesto del que dispongamos. Mientras que el cultivo en tierra produce intensos olores y sabores, la hidroponía y la fibra de coco ofrecen una mayor velocidad de crecimiento y un mayor control sobre los nutrientes que recibe el cannabis.

Tierra (suelo)

El suelo tratado con composta es uno de los medios más utilizados y populares en el cultivo de todo tipo de plantas, puesto que es orgánico, relativamente fácil de utilizar y muy accesible. El preparado de tierra para cannabis contiene de forma natural algunos nutrientes, lo que significa que podrá proporcionar a las plantas todo lo que necesita para crecer durante, al menos, las primeras semanas de vida.

Los sustratos de fibra de coco y perlita

La fibra de coco, la perlita, la vermiculita y la lana de roca son sustratos ligeros e inertes. Esto último significa que necesitarán que añadamos una cantidad adecuada de nutrientes desde los primeros riegos. Así, como en el caso del cultivo hidropónico, este tipo de plantaciones requiere unos cuidados más exigentes que aquellas cultivadas en sustratos ricos en nutrientes.

Hidroponía

La hidroponía se refiere a aquel sistema en el que las plantas no se cultivan en ningún tipo de sustrato, sino que sus raíces se desarrollan en el agua. Al igual que ocurre con los materiales inertes como la fibra de coco, este tipo de cultivos carecen de sustrato vivo, por lo que necesitan que aportemos nutrientes de forma equilibrada según la etapa de ciclo vegetal.

*Puedes leer más sobre la hidroponía aquí.

El sustrato ideal

Humus de lombriz 30%: Resultado de la descomposición organica por parte de las lombrices. Es un fertilizante natural y orgánico con ph neutro.

Turba 20%: Mantiene la humedad, son materiales que proceden de la descomposición de vegetales.

Perlita 20%: Ayuda a las raíces de las plantas a respirar.

Vermiculita 10%: Es utilizada para evitar la compactación del sustrato y ayuda al drenaje del mismo. 

 Tierra 20%: Es el elemento básico para que las plantas tengan buen crecimiento.