Investigación de la FDA recomienda la reclasificación de la marihuana por bajo riesgo

Oficiales de la Agencia de Alimentos y Drogas de EUA (FDA) apoyan la creciente petición de tomadores de decisiones e instituciones para reclasificar a la cannabis de la lista de sustancias peligrosas y sin evidencia de uso medicinal, a un listado menos estricto que permita seguir las investigaciones.

Como lo dijimos anteriormente, desde el año pasado el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos (HSS) publicó un texto en el que recomendaba una reclasificación de la yerba amiga. Ahora, la FDA respalda este comentario y recomienda cambiar a la marihuana de la Lista I (la más estricta) a la Lista III de la Ley de Sustancias Controladas (Controlled Substances Act o CSA), con menos control sobre la distribución, producción e investigación; pero aún tendrá control federal como con la ketamina o el LSD.  

En un documento de 250 páginas dirigido a Anne Milgram (la titular de la Administración de Control de Drogas o DEA desde 2021), los oficiales de la FDA determinaron que hay evidencia de los usos médicos de la cannabis y cumple con los criterios para la reclasificación bajo la Ley de Sustancias Controladas. 

La FDA usa ocho criterios para catalogar a las sustancias: 

  • Su potencial real o relativo de abuso (o uso problemático).
  • Evidencia científica de su efecto farmacológico, si se conoce.
  • El estado del conocimiento científico actual sobre la droga u otra sustancia.
  • Su historia y patrón actual de abuso.
  • El alcance, la duración y la importancia del abuso.
  • ¿Qué riesgo existe, si lo hay, para la salud pública?
  • Su responsabilidad por dependencia psíquica o fisiológica.
  • Si la sustancia es un precursor inmediato de una sustancia ya controlada.

Desde 1970, la Ley de Sustancias Controladas utiliza cuatro listas para clasificar a las sustancias bajo control federal. Actualmente la marihuana está en la Lista I destinadas a sustancias que tienen un alto potencial de abuso y “no tienen actualmente ningún uso médico aceptado en el tratamiento en los Estados Unidos”.

Mientras que las sustancias en la Lista III tienen menos potencial de abuso que las drogas de las Listas I y II; tienen un uso médico actualmente aceptado en el tratamiento en los Estados Unidos y “su abuso de la droga puede provocar una dependencia física moderada o baja o una dependencia psicológica alta”.

Sin embargo, aún con la FDA, la HSS y diversos actores políticos piden esta reclasificación, la DEA comentó esta semana que tiene la última palabra para realizar este cambio y no tiene fecha para dar una respuesta en este caso. 

Queremos conocer tu opinión, deja tus comentarios y dudas en los comentarios.

Con información de The High Times

Invernadero con cannabis para uso medicinal

 

Write a comment