“No hay acceso a la cannabis medicinal en México, aún con amparo”, Margarita Garfias

En agosto de 2019, la SCJN concedió un amparo a Carlos Avilés Garfias para tener un tratamiento con cannabinoides, sin embargo a tres años de distancia, Margarita Garfias (su mamá y activista) dice que aun con este recurso legal, no se cumple con el acceso a la cannabis medicinal en México y el Estado no brinda medicamentos.

Hace tres años (agosto de 2019) la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) concedió el amparo 565/2018 para que Carlos Avilés Garfias (paciente con el Síndrome de West) recibiera el tratamiento con cannabinoides. Pero a decir de su mamá, Margarita Garfias, “aun con el amparo no hay acceso al uso medicinal de la cannabis en México”.

Para conmemorar los tres años de esta decisión del Poder Judicial, Garfias organizó un space en Twitter. Primero el abogado que ha llevado el caso de Carlos Avilés, Sergio Delgado (quien forma parte del equipo de abogados de Luisa Conesa), dio un repaso del camino de Carlos y Margarita desde el 2018. Aclaró que la decisión de la SCJN tenía tres ejes: “la autoridad (SSA) debía expedir el reglamento de cannabis medicinal; que Carlos debía tener una atención médica y que el Estado Mexicano debía dar el medicamento cannábico de calidad y lo necesario para su tratamiento”.

Margarita Garfias dijo que el Gobierno Mexicano está dejando la responsabilidad a las familias de los pacientes que necesitan un tratamiento cannábico y aún con el amparo sigue sin haber medicamentos basados en cannabis en México.

La activista recordó que en diciembre de 2018, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) le dio autorización de seguir tratando a Carlos con sus tinturas caseras, sin embargo, exigió que fuese el mismo Estado que brinde el medicamento cannábico útil (como decía la decisión del Poder Judicial), “no le dices al paciente con diabetes que haga su propia insulina”, comentó.

Garfias aclaró que en el 2021 rechazó la propuesta de medicamento que el IMSS ofreció porque “mezclaron con aceite de oliva, polvo de CBD comprado en Suiza y THC en polvo de Colombia (…) lo rechacé porque obviamente no era un medicamento, ni tenía materia prima certificada o había evidencia que este tipo de mezcla se haya usado en humanos”. El abogado Delgado comentó que este caso continúa abierto y aún no reciben el medicamento.

Mientras que la Doctora María Fernanda Arboledas, dijo que aun en 2022 no hay medicamentos reales de grado farmacéutico legales en México. “El reglamento de cannabis medicinal fue un avance, (…) pero tiene vacíos legales. Esto nos da un documento que se queda en el papel, sin implementación”, criticó la especialista en tratamiento cannabinoide.

Finalmente los expertos dijeron que uno de esos vacíos legales es que no hay fracciones arancelarias lo que detiene todo intento de importar algún medicamentos, así como plantas o semillas. Para poder obtener el tratamiento, Margarita Garfias viajó a Colombia y con una receta médica pudo obtener la medicina para Carlos.

Recordemos que el uso medicinal de la marihuana está regulado desde 2021 (cuando el Poder Ejecutivo publicó el Reglamento de la Ley General de Salud en Materia de Control Sanitario para la Producción, Investigación y Uso Medicinal de la Cannabis y sus Derivados Farmacológicos), sin embargo ya ha habido recursos legales porque no permite el autocultivo y no cubre las necesidades de los pacientes.

Madres/acompañantes cannábicas en la Suprema Corte. 14 de agosto de 2019

Deja una respuesta