Otro estudio niega efecto amotivacional por cannabis

En los primero años de la prohibición, diferentes teorías rondaron al rededor de la cannabis y sus presuntos efectos negativos. Una de estas ideas que han llegado hasta nuestros días es el síndrome amotivacional, sin embargo esté estudio en Inglaterra encontró más pruebas en contra de esta creencia de que los usuarios de marihuana pierden el interés por todo. 

El Síndrome Amotivacional es la creencia de que el consumo constante de cannabinoides produce un cambio en el cerebro, dejando a los y las usuarios de cannabis sin interés de realizar cualquier cosa como ir a la escuela, trabajar, entre otras actividades. 

Sin embargo, un estudio publicado en el Journal of Neuropsychopharmatology, sugiere que esto es otro mito sobre la cannabis y aseguran que los adolescentes no son más vulnerables que los adultos a los efectos nocivos del cannabis sobre la motivación, la experiencia del placer o la respuesta del cerebro a la recompensa.

Los científicos del Cambridge University y el Institute of Psychiatry, Psychology and Neurocience del King College de Londres estudiaron la respuesta al realizar una acción, toma de decisiones y una recompensa de 247 adultos y adolescentes que dijeron haber consumido cannabis cada semana. Los resultados sugieren que consumir cannabis de tres a cuatro días a la semana, no está asociado con apatía o baja toma de decisiones. Si encontraron bajos niveles de anhedonia (incapacidad de disfrutar actividades que antes eran placenteras), pero es un “efecto adverso pequeño”.

La investigación consistió en que los participantes realizaron varias tareas, una de las cuales evaluó el esfuerzo físico. Los sujetos de prueba tenían la opción de presionar botones para ganar puntos, que luego se canjeaban por chocolates o dulces.

 Había tres niveles de dificultad y tres niveles de recompensa. Las pruebas más difíciles requerían presionar los botones más rápido. Para cada prueba, el participante podía, o no, optar por aceptar o rechazar la oferta y solo se otorgaban puntos si aceptaba y completaba la prueba. Una segunda tarea midió cuánto placer recibieron de las recompensas.

Los resultados no mostraron “ninguna diferencia entre los usuarios y los no usuarios o entre los grupos de edad en la tarea de esfuerzo físico o en la tarea de placer de recompensa real, lo que confirma la evidencia de otros estudios que encontraron poca o ninguna diferencia”.

Los investigadores dicen que hay más pruebas por hacer pero “los hallazgos deberían ayudar a reducir el estigma experimentado por las personas que usan cannabis al disipar aún más las afirmaciones del ‘síndrome amotivacional’, que cada vez más parece carecer de respaldo científico”.

Deja una respuesta