Podas básicas de marihuana

el
Categorías: Autocultivo y cultura

Existen diferentes factores y parámetros para tener nuestras plantas en optimas condiciones y tener cosechas exitosas y abundantes. 

Un tip muy útil para obtener mayor rendimiento en nuestras cosechas son las podas. En este articulo explicaremos dos de las podas más básicas, qué además sirven para llevar a cabo otras técnicas más avanzadas. El hecho de aplicar cualquiera de estas podas nos hará obtener de 20% a 30% más cosecha.

Poda Apical

Se entiende por zona apical la que comprende la punta principal de la planta.

Las plantas de marihuana crecen y se ramifican respetando la jerarquía de su punta principal. Todas las hormonas y células de la planta absorberán, sintetizarán y abastecerán las necesidades marcadas en función de la punta principal (allí es dónde se manda el mayor flujo energético para que la planta desarrolle su máximo esplendor). Al hablar de jerarquía de la planta, se debe entender que la zona apical es dónde esta va a poner sus esfuerzos de primera magnitud, dejando los sobrantes para ramas y brotes secundarios.

En esta poda lo que tienes que hacer es cortar de tajo el ápice (el nuevo brote que sale hasta la punta de la planta). Se recomienda hacerlo al 3er o 4to nudo de hojas reales. Lo que este tipo de poda hará es que en ese punto se bifurcarán en dos nuevos brotes, lo que significa que ahora en vez de una cola principal tendrás dos. 

Poda FIM

El nombre de esta poda es chistoso porque fue un error, alguien intento hacer la poda apical, pero le salió mal. FIM son las siglas de Fuck I Missed o básicamente un “la cague” o “carajo, me equivoque”. Esta poda se hace de forma similar que la apical solo que no cortarás todo el ápice, cortarás únicamente lo que esté arriba del 20% o 25%. El efecto que hace esta poda es que puedes tener de tres a más ramificaciones nuevas (por lo regular son cuatro colas nuevas).

Haz crecer tu planta al máximo con Giga Grow a solo $250
Envíos a todo México